Si conoce a un residente permanente que tenga dos o tres DWIs, (“conducción bajo estado de embriaguez”) sugiérale que se naturalice lo más rápido posible.  Hay varias propuestas pendiente en el congreso–apoyadas por ambos partidos–para clasificar el tercer DWI (o más correcto, el “felony DWI” aquí en Texas) como un delito mayor agravado para propósitos de inmigración. Eso significa deportación instantánea y permanente sin posibilidad de perdón.

En la década pasada, el SIN trató por su propia cuenta de clasificar el tercer DWI como delito agravado. Eventualmente perdió en las cortes, pero no antes de deportar a miles de residentes permanentes. Muy pocos lograron regresar.

Se puede comunicar con nosotros llamando al (214) 630-0080, o siguiéndonos en Facebook.

José
www.josep13.sg-host.com